Un nuevo anteproyecto de reforma del registro civil

El 21 de Julio del pasado año 2011 se publicaba en el BOE la Ley 20/2011 del Registro Civil que venía a modificar sustancialmente no ya sólo la anterior Ley del año, nada más y nada menos, 1957, sino también a desjudicializar los Registros Civiles.

La nueva Ley incorporaba importantes reformas tanto en materia de Contenido y Competencia del Registro Civil como en el funcionamiento, estructura y organigrama del mismo.

301131544_75fd94cb65[1]

Así, en lo que al contenido se refiere basta recordar la critica que en determinados sectores conservadores produjo el que no tuviera porque ser el paterno el primer apellido de los recién inscritos en el Registro tras su nacimiento bien por decisión mutua de ambos progenitores o bien, en caso de disputa, por decisión, evidentemente recurrible, del encargado del Registro Civil ponderando el interés del menor.

En cuanto al funcionamiento lo que sin duda resulto más significativo y por ello más polémico se refería a la Desjudicialización del Registro Civil que pasaba a dejar de ser competencia de los Juzgados, liberando a estos de la carga de trabajo que ello supone, y creando un cuerpo de funcionarios públicos para su funcionamiento. Además se creaba un Registro Civil Central y se daba competencia a aquellas Comunidades Autónomas en cuyo Estatutos así se reconociera para crear los Registros Civiles locales y Autonómicos.

El hablar, como lo estoy haciendo, en pasado de esta Ley no es causal. Su entrada en vigor, exceptuando algunas pocas cuestiones, no está previsto sino hasta tres años más tarde de su publicación en el BOE, es decir para Julio de 2014, sin embargo ya sabemos que es objetivo del actual gobierno dejar sin efecto dicha ley aprobada en la anterior legislatura y conforme a ello existe ya un borrador de proyecto de una nueva Ley de Registro Civil.

La que podríamos denominar Nueva Ley propiciada por el actual Ministro de Justicia tiene al parecer como objetivos primero el de PRIVATIZAR el Registro Civil, término que doy por hecho será rechazado una y otra vez por el Sr. Gallardón y su entorno tan pronto comiencen a dar publicidad a este asunto.

Y si en su día hubo, por cierto en ámbitos políticos muy próximos al actual gobierno, el grito en el cielo por considerar desacertado desjudicializar el Registro Civil, ahora lo que se pretende es encargar de tan importante tarea a los Registradores de la Propiedad y Mercantil que evidentemente no lo harán gratis, para ello tienen previsto una nueva remesa de Tasas que tendremos que pagar quienes por ejemplo vayamos a inscribir un matrimonio, el nacimiento de un recién nacido, o solicitar algún certificado de fallecimiento.

En fin… otra que se nos viene encima, algo tendremos que decir y hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: